La Anónima recomienda: Por qué me comí a mi padre

Por qué me comí a mi padre
Roy Lewis
Editorial Contraseña, 2012
192 páginas, 16 euros.


La editorial Contraseña es especialista en rescatar textos que incomprensiblemente no se hallan disponibles en castellano, en este caso va más lejos y  recupera un relato de los tiempos del pleistoceno, si bien fue publicado por Roy Lewis en 1961. Se trata de una muy divertida pre-historia de los albores de la humanidad rebosante de humor y lucidez. Se lee con ganas y el lector agradece en estos oscuros tiempos  la mirada alegre, positiva, y a veces desconcertante  sobre los origenes de  la vida social.  Podría haber sido  construída  con el material de Los Picapiedra y con el mejor humor paródico de Eduardo Mendoza
(Ch.A. 1/7/2012)




0