Réquiem por los que están por venir


El miércoles 2 de febrero a las 20 horas presentación de la novela Réquiem por los que están por venir de Jorge Deprá, premio Isabel de Aragón reina de Portugal, recién editado por Tropo. Con la intervención además del autor del escritor y editor Óscar Sipán




“Los hombres nos creemos libres, pero todo está rígidamente causado”

Jorge Deprá, en la Librería Anónima.

Jorge Deprá, en la Librería Anónima. | VÍCTOR IBÁÑEZ
Compra esta foto en alta resolucion
1 2 3
Jorge Deprá presenta “Réquiem por los que están por venir” en la Anónima

MYRIAM MARTÍNEZ


HUESCA.- El escritor y editor oscense Óscar Sipán define como un libro “sorprendente y brillante” la ópera prima de Jorge Deprá, Réquiem por los que están por venir. La obra, que se presentó el pasado miércoles en la librería Anónima de Huesca de José María Aniés, ha sido acreedora del último premio Isabel de Aragón Reina de Portugal. Sipán participó en el acto en su doble condición de editor -Tropo ha publicado el libro como hizo también en la pasada edición del galardón- y de miembro del jurado que decidió el fallo.

“Hay un palacio en la cabeza de Jorge Deprá, algo muy grande -asegura el editor y escritor oscense-. Sus personajes son muy peculiares”. Y tiene razón, porque por los agujeros en el tiempo del libro de Deprá se pasea una treintena de seres, que pueden ser desde un guerrero espartano que es un cobarde o experimentos genéticos, hasta científicos fascinados por hormigueros, violinistas en pueblos abandonados o un barón del siglo XVIII que ambiciona detener el tiempo. “Son personajes que cruzan el tiempo y el espacio para materializarse al otro lado del libro -afirma entusiasmado Óscar Sipán-. Yo creo que el autor se ha sentido muy libre y sorprende la cantidad de puertas que sabe abrir y cerrar en una novela”.

Jorge Deprá reconoce que es un libro muy personal y que no es una novela al uso. La estructura resulta especialmente curiosa. “Yo pretendía que fuera mucho más desordenada, que cada uno recompusiera la historia en su cabeza, pero un amigo mío que la estaba leyendo conforme yo la escribía me dijo que le estaba pidiendo demasiado al lector”, explica. Los personajes han brotado de manera muy espontánea y su propio creador los define como bastante singulares, “locos” y hasta “obsesivos”.

La obra, que tiene tres partes, comienza con la historia de un mago, que produce una alteración del espacio y del tiempo, y su hijo. A continuación se desarrolla una serie de historias, que en el último tramo del libro terminan por encontrarse.

Jorge Deprá es profesor de Filosofía en el colegio El Salvador de los Jesuitas de Zaragoza y su interés por esta materia se evidencia en un libro que tiene como trasfondo una visión metafísica de la realidad y observa al hombre desde una óptica antropológica. “Aunque en un capítulo cito a Espinosa, las historias surgen a partir de mis reflexiones a lo largo del tiempo -señala-. Es una visión un tanto pesimista, que tiene que ver con el determinismo. De hecho, el título y la portada van a destripar al ser humano, a averiguar qué somos realmente y el resultado de esa búsqueda es una visión radicalmente determinista de la realidad”.

El autor zaragozano estima que la realidad no es una cuestión que depende del azar, que es lo que pueden parecer las cosas cuando coinciden determinadas cadenas causales. “Los hombres nos creemos que somos libres, pero en realidad todo está rígidamente causado”, manifiesta.

La muerte y la imposibilidad de luchar contra ella es otro tema que está muy presente en la obra, donde también tienen mucho protagonismo los sentimientos, como se puede apreciar en la relación del protagonista con su madre. “El título es un tanto pesimista y se refiere a la gente que vendrá en el futuro -insiste el filósofo-. Originalmente el libro se titulaba “Unisconsin”, un universo distinto, pero quizá no le diría nada al lector al verlo y lo cambié”.

Réquiem por los que están por venir, según observa, es un epígrafe más influenciado por el cine que por la literatura. Jorge Deprá confiesa su predilección por el séptimo arte y autores como Tarantino, Amenábar o Stanley Kubrick. De hecho, el proceso creativo de la novela, que carecía de toda planificación, se asemeja al rodaje de una película, con la toma de cada una de sus escenas, que después el autor tuvo que ensamblar. Jorge Deprá considera que ésa fue la labor más complicada.

El zaragozano subraya que ha disfrutado con la experiencia y que el libro no le ha resultado una tarea complicada, porque los capítulos surgían con fluidez. Pero de momento se ve un tanto constreñido por la falta de tiempo y sólo puede dedicarse a la literatura los fines de semana. “Ojalá pueda escribir más libros, porque me lo he pasado muy bien”, asegura.

0

Artículos relacionados

% Comentarios (1)

Aurora Usero Alijarde

Realmente te quedas asombrado de la calidad literaria del libro, de su estilo nada parecido a la de ningún otro autor e incluso de la temática que requiere una imaginación poco habitual.
Es un libro para leerlo pausadamente y para releerlo y así poder disfrutar al máximo de esta magnífica obra de un novel y joven autor aragonés. Felicitaciones al autor y a la Editorial Tropo por confiar en jóvenes talentos.

Comments are closed.