Tratado sobre la oscuridad

El jueves 28 de octubre a las 20,30 horas se presentará Tratado de la oscuridad de Antonio Romeo, Honekin ediciones. Con el autor, Javier Aquilué (ilustrador del libro) y Octavio Gómez Milián

El oscense Antonio Romeo nació en 1984. Como escritor ha publicado el libro de poesía «Rara vez tu nombre» (Resurrección 2009) y ganó el III Concurso de Relatos Ciudad de Huesca con el cuento titulado «Hacer cosos a la velocidad correcta». Su segundo poemario, «Tratado sobre la oscuridad» (Homokin 2010), ha sido ilustrado por Javier Aquilué, guitarrista del grupo Kiev Cuando Nieva. Este segundo libro ha sido fabricado con diversos materiales a los cuales tiene alergia (cacahuete, plátano). Cada ejemplar irá numerado y contará con distintas ilustraciones seleccionadas en un proceso aleatorio. Antonio Romeo también es miembro del grupo musical Domador, que acaba de lanzar su segundo disco, «Teóricamente imperfecta» (King Of Patio 2010)


Antonio Romeo, luz y lirismo en su Tratado sobre la Oscuridad

Octavio Gómez Milián, Javier Aquilué y Antonio Romeo, ayer en la Librería Anónima.

Octavio Gómez Milián, Javier Aquilué y Antonio Romeo, ayer en la Librería Anónima. | VÍCTOR IBÁÑEZ
Compra esta foto en alta resolucion
Ayer presentó su libro en la Anónima

Tratado sobre la Oscuridad (Homokin, 2010) es el segundo poemario de Antonio Romeo, un libro objeto con ilustraciones de Javier Aquilué, fabricado con distintos materiales. La suma de las aportaciones de Romeo y Aquilué abre al lector la posibilidad de visualizar otras ideas diferentes y de reinterpretar la obra a su manera.

Myriam MARTÍNEZ

29/10/2010


Gracias por votar
| Resultado
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 5 votos

HUESCA.- Antonio Romeo comenzó a trabajar en este proyecto hace un año, a partir de un espacio imaginado, infinito o no, donde dos personas, en medio de una oscuridad física o simbólica, mantienen una conversación.

Esta obra se presentó ayer en la Librería Anónima de Huesca, que se estrenaba como nuevo escenario de Periferias. El subdirector del festival, Orencio Boix, se refirió a Antonio Romeo como autor también del poemario “Rara vez tu nombre” (Resurrección, 2009) y ganador del tercer Concurso de Relatos Ciudad de Huesca, con el cuento titulado “Hacer cosos a la velocidad correcta”. Además, como bajista de Domador, está igualmente de enhorabuena, porque el grupo va a publicar próximamente un nuevo disco, “Teóricamente imperfecta”.

De Javier Aquilué destacó su doble faceta de artista y de guitarrista de “Kiev cuando nieva”, y de Octavio Gómez Milián comentó que, “si fuera futbolista, sería polivalente”, por la gran variedad de actividades que realiza, desde cronista musical, a editor o pinchadiscos.

Antonio Romeo explicó cómo se gestó el libro, desde las primeras conversaciones en el Café del Arte, una reunión en Casbas con David y Rocío y la propuesta a Javier Aquilué para que se ocupara de las ilustraciones hasta la manufactura final, donde muchos amigos colaboraron para doblar los 2.600 dibujos que se han repartido entre los libros editados.

UN LIBRO ABIERTO

“Cuando Toño me preguntó si haría los dibujos, lo primero que pensé fue qué me parecía mal de ilustrar -explicó Javier Aquilué-. Es el método que suelo utilizar, empezar por los peros”.

Y una de las objeciones que encontró fue que, en su opinión, en ocasiones los dibujos determinan en exceso la lectura. “No quería la imagen pegada al texto, porque no quería que eso ocurriera, máxime cuando las poesías de Antonio tienen ese carácter abierto a la interpretación”.

Por ese motivo, cuando se abre el libro, en la parte derecha se suceden los poemas de Antonio Romeo, mientas que en un bolsillo izquierdo aparecen las ilustraciones de Aquilué. Algunas están dobladas y hasta plegadas, para permanecer ocultas hasta que el lector decida sacarlas a la luz. Después, aclaró, los dos autores decidieron introducir cinco dibujos junto a los textos, como si estuvieran insertados en un recorrido narrativo.

Otra cosa que el ilustrador tuvo muy clara es que los dibujos debían ser en blanco y negro, para ser fiel a la idea de oscuridad que había planteado Antonio Romeo en sus poemas.

UNA NUEVA TENDENCIA

Octavio Gómez Milián recordó que su editorial publicó el primer libro de Antonio Romeo, “Rara Vez tu Nombre”, para asegurar que es “el mejor libro” que ha editado nunca, aunque también “el mayor desastre de ventas”. No obstante, aseguró que “los antiéxitos son los libros que mejor se recuerdan”. Para Gómez Milián, las dos creaciones del poeta y músico oscense “están enraizadas en una nueva tendencia poética, la lírica de la habitación cerrada, basada en la estructura del diálogo consigo mismo y otros personajes que habitan su mente, reales o no, en parte diario de las enfermedades que nos atañen a los que vivimos la metamorfosis de esta sociedad de la información constante”. Añadió que, en “Tratado sobre la oscuridad”, Antonio Romeo “utiliza nomenclatura propia de la ficción predictiva para dar fuerza a un poemario que encuentra su cénit en los lapidarios versos-sentencias que salpican el manuscrito”.

Gómez Milián señaló más tarde que Antonio Romeo “es un autómata que resetea constantemente su vida en la búsqueda del abandono de sus miedos”, “es una constante ausente, porque está siempre, aunque se oculta en sus poemas”.

El editor aseguró que “Tratado sobre la oscuridad” le recordaría a Manuel Vilas, si Manuel Vilas “tuviera valor para indagar en las nuevas tribus surgidas al amparo de la red, la tecnoconfusión de Ballard o el reguero apocalíptico de Dan Simmons cuando introduce réplicas dotadas de vida de poetas románticos ingleses en sus novelas”.

Y concluyó que, para él, el libro “demuestra que la actualización técnica del ciberpunk es la nueva contracultura, fuera de naftalinosos manifiestos futuristas, el futuro no está por llegar, lo estamos viviendo a cada momento, y encima, sin luz natural”.

Antonio Romeo, parco pero elocuente, comentó que él simplemente escribe y que no había llegado a enterarse de las cosas extrañas que había dicho el editor sobre él. La broma suscitó la risa del público, que disfrutó de la presentación del libro.


0